Virtualización de servidores directa

Instrucciones de virtualización compiladas en el kernel

La principal diferencia entre los KVM VPS y prácticamente el conjunto de los demás tipos de virtualización se oculta en la propia tecnología de virtualización. Gracias a KVM, no es necesario ejecutar cualquier aplicación de virtualización adicional en la máquina anfitriona – las instrucciones informáticas necesarias, a su vez, se compilan dentro del sistema operativo del host. Así se reduce considerablemente aquella parte de los recursos que el servidor debe reservar para utilizar aplicaciones adicionales dejando al mismo tiempo estos recursos a disposición de los huéspedes creados en el servidor. La falta de un tal nivel de comunicación además acorta el tiempo de espera de entrada/salida, condicionando efectivamente el funcionamiento más rápido de su servidor VPS.
Virtualización de servidores directa

Utilización de recursos mejorada

Uso efectivo de los recursos del servidor

Por lo general las instancias huéspedes requieren una capa adicional entre ellas mismas y la máquina anfitriona que se ocupe de la gestión de recursos. Esto se traduce en menor disponibilidad de recursos para las propias máquinas virtuales. Con los KVM VPS, el nivel complementario ya no existe, puesto que el la secuencia de procedimientos de virtualización se elabora dentro del SO del anfitrión. Siendo así, el juego de recursos disponibles en el host los aprovecharían los VPS configurados. Dicha disponibilidad de recursos garantiza un estímulo adicional que se requiere para que sus páginas electrónicas y aplicaciones web sobresalgan entre sus competidores.
Utilización de recursos mejorada

Un sistema operativo que considere conveniente

Tenga el SO que quiera

Gracias al VPS, es posible contar con la independencia completa del servidor madre cuando se trata del sistema operacional. Los programas de virtualización KVM permiten a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware del servidor, sin la necesidad de pasar por una capa de virtualización separada. De esta forma, con la imagen ISO que le hace falta, no habrá nada más fácil de poner cada uno de los sistemas operativos que se pueda aplicar en su servidor – a partir de las versiones de Linux más impopulares e incluso las últimas versiones de Windows Server.
Un sistema operativo que considere conveniente
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL